Hiperhidrosis Axilar

Es una entidad clínica que consiste en un exceso de sudación de una zona concreta del cuerpo.

Afecta de manera importante las relaciones interpersonales y la calidad de vida de quién la padece.

La aplicación de toxina botulínica ha llegado a ser una revolución en el tratamiento de la hiperhidrosis. Su efecto se debe a un bloqueo selectivo de la función de las glándulas sudoríparas, y por tanto disminuye la producción de sudor donde se inyecta.

Es un tratamiento muy efectivo cuando se aplica con una técnica correcta. Se utiliza para el tratamiento de las hiperhidrosis de las axilas, pubis, palmas y plantas.

Ventajas

• Se aplica mediante microinyecciones en la zona a tratar.
• El paciente hace vida normal después del tratamiento.
• El tratamiento debe repetirse cada 6-9 meses, ya que el efecto de la toxina botulínica es temporal. 
• La disminución de sudor, prácticamente total, comienza a los pocos días tras el tratamiento. 
• Es un procedimiento que produce una elevada satisfacción en el paciente y permite mejorar su calidad de vida.

Por este medio puede solicitar una cita
o mandar sus preguntas:





Preguntas: